Serbia - Belgrado

Serbia
Enclave de los Balcanes

Serbia se sitúa en la encrucijada entre Europa Central, del Sur y del Este, en la Península de los Balcanes y la llanura de Panonia. Limita con Hungría al Norte, con Rumania y Bulgaria al Este, con Macedonia y Albania al Sur, y con Bosnia-Herzegovina, Croacia y Montenegro al Oeste. Su capital y ciudad más poblada es Belgrado.

 

 

En el corazón de los Balcanes, Serbia se enorgullece de sus históricas ciudades y de los hermosos paisajes que configuran los Alpes Dináricos.
Dos tercios de Serbia están dominados por un relieve de colinas y de montañas, muy ricas en parajes naturales: pastos alpinos, valles encajonados, ríos tumultuosos y múltiples cursos de agua, cañones y grutas naturales.
Además del parque arqueológico del paleolítico de Lepenski Vir, que data del año 7000 antes de Cristo, Serbia posee monumentos culturales romanos y bizantinos como la Fortaleza de Belgrado, Viminacium, Félix Romuliana, Mediana, Lustiana Prima o Ulpiana entre otros muchos.

Geografía

Al Este se encuentra el macizo de los Balcanes, la Stara Planina, con una altitud media de 2.000 metros y que limita con Rumanía mediante las Puertas de Hierro.
Las montañas Tara: Macizo montañoso situado al Oeste de Serbia, a lo largo de la frontera con Bosnia y Herzegovina. El macizo pertenece a la cadena de los Alpes Dináricos. El punto culminante es el monte Kozji Rid, de 1.591 metros, seguido por el Monte Zborište de 1.544 metros. Las tres cuartas partes de las montañas Tara están cubiertas de bosques, que se encuentran entre los mejor conservados de Europa. En cuanto a la flora, las montañas albergan pinos, abetos, alerces y hayas.
Kopaonik: Es una de las principales cadenas montañosas de Serbia, situada en la parte central del país, y con una pequeña parte que se extiende por el Norte de Kosovo. Su punto más alto, el Pico Pančić, se eleva a 2.017 metros. Es el principal centro de deportes de invierno de Serbia.

Paisaje de Serbia

Danubio

El Danubio se extiende de Oeste a Este a lo largo de casi 600 km en dirección al Mar Negro, desde la llanura de Panonia hasta las Puertas de Hierro, el mayor desfiladero fluvial de Europa, limitando con Rumanía. El río desaparece en la enorme abertura, atravesando las últimas montañas de los Cárpatos del Sur.

Historia

Serbia formó un reino medieval que evolucionó hasta convertirse en un imperio que alcanzó su máxima extensión en el Siglo XIV. En el Siglo XVI, el territorio serbio fué conquistado por el Imperio Otomano, al que perteneció hasta el Siglo XIX, cuando Serbia recuperó su independencia y expandió su territorio. Tras el fin de la Primera Guerra Mundial, Serbia formó, junto con otros territorios balcánicos, el Reino de Yugoslavia. Después de la Segunda Guerra Mundial pasó a ser parte de la República Federal Socialista de Yugoslavia, que terminó desintegrándose tras una serie de guerras en la década de 1990. Finalmente, Serbia se convirtió de nuevo en un Estado independiente en 2006, tras la disolución de la unión de Serbia con Montenegro.

Curiosidad

Serbia

Este pequeño refugio construído encima de una roca en el río Drina, se halla cerca de la ciudad serbia de Bajina Basta, a 160 kilómetros de Belgrado, la capital.

Belgrado: la capital

Situada en la confluencia de los ríos Sava y Danubio, ocupa un lugar estratégico. Fundada por los celtas, la antigua Singidunum fué incorporada a la provincia romana de la Mesia Superior y fortificada por Justiniano para impedir la penetración de hunos, sármatas, godos y ávaros. Conocida como Belgrado desde el Siglo IX, en el Siglo XI se convirtió en baluarte del imperio bizantino frente a los húngaros que conquistarían el país dos siglos después. En 1521, cayó en manos de los turcos que la convirtieron en punto estratégico de sus posesiones en Europa.

Destacan:
La Catedral de San Sava, la Iglesia ortodoxa mas grande del mundo.
La ciudadela y fortaleza de Kalemegdan, erigida a lo largo de los Siglos I-XVIII. La ciudadela de Belgrado está compuesta por la Parte alta ó Gornji grad, la Parte baja ó Donji grad y el parque Kalemegdan. Destruida y reconstruida varias veces, en el Siglo XII, el emperador bizantino Manoilo Comneno levantó un castillo nuevo. En el Siglo XIV esta fortificación fué ampliada hasta las orillas de los ríos Sava y Danubio.

Ciudades

Nis, la antigua Naissus, situada en la confluencia de los ríos Nisava y Morava meridional, en una región vitícola. A 6 Km. al Oeste de Nis, se encuentra la antigua residencia estival de los reyes yugoslavos, hoy utilizada por el jefe del estado de Serbia.
Novi Sad, Capital de la provincia autónoma de Vojvodina, está situada a orillas del Danubio. Es un importante puerto fluvial y centro de una rica región agrícola. Destaca la fortaleza de Petrovaradin, monumento emblemático de Novi Sad, desde la que se observa el famoso Danubio.
La Catedral Ortodoxa de San Jorge con su famoso iconostasio, la iglesia de San Nicolás, la calle Almaska, la Iglesia de la Asunción y el Memorial Beljanski.
La Catedral Ortodoxa de San Jorge es la iglesia principal de la Eparquía de Backa. El templo actual fué edificado entre 1860 y 1905, después de que el anterior fuera destruido durante la revolución de 1848 y 1849. En este lugar existía una aún más antigua, que databa de 1734. La catedral está dedicada a San Jorge de Capadocia.
Sremski Karlovci: Ciudad barroca, situada entre el Danubio y el Parque natural de Fruska Gora.
Oplenac: La colina de Oplenac, ubicada en el mismo corazón de la pintoresca provincia de Sumadija. En la cumbre de Oplenac se sitúa la iglesia de San Jorge, un impresionante mausoleo de mármol blanco coronado por cinco cúpulas, donde descansan los restos de la dinastia Karadjordjevic. En San Jorge destaca la riqueza de sus mosaicos, que con más de 15.000 colores distintos reproducen escenas bíblicas, copiadas todas ellas de frescos medeviales de más de 70 monasterios ortodoxos serbios.
Palic: A orillas del lago de mismo nombre, el más grande y bello de los lagos de Vojvodina. Destaca la delicada arquitectura Belle Epoque del balneario de Palic.
Zajecar: en cuyos alrededores se localiza la villa romana Gamzigrad-Romuliana donde se ubican los restos del Palacio de Galerius.
Smederevo: Situada cerca de la confluencia de los ríos Morava y Danubio, al SE de Belgrado, es un puerto fluvial. Destaca el Castillo de Golubac (Siglo XIV), testigo de célebres batallas.
Subotica: Ubicada en el extremo norte del pais, es la puerta de Serbia hacia Centro Europa.
Pec ó Peje: Situada en la región autónoma de Kosovo y Methoija, entre los bosques que separan Kosovo de Albania y Montenegro, fué sede de la iglesia ortodoxa de Serbia desde el año 1235 hasta 1922.

Los Monasterios

Construidos entre los Siglos XII y XVI, los monasterios ortodoxos de Serbia constituyen un patrimonio arquitectónico excepcional. De entre los monasterios dispersos por Serbia destaca el de Studenica, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1986. Al Sur de Belgrado, los monasterios de Zica, Ravanica, Manasija y Gradac. Sopocani, Mileseva, Ljubostinja, Rudenci o Kalenic son otras de las joyas arquitectonicas que retratan la historia del último milenio en Serbia.
Studenica: Fundado por Stevan Nemanja, creador del Estado serbio medieval, hacia finales del Siglo XII. El cenobio de Studenica es el más vasto y rico de los monasterios ortodoxos de Serbia. Sus dos monumentos principales, la Iglesia de la Virgen y la del Rey, construidas en mármol blanco, albergan un auténtico museo de la pintura bizantina de los Siglos XIII y XIV. Desde el Siglo XII, cuando se fundó la comunidad, en Studenica nunca se interrumpió la vida monástica.
El Monasterio ortodoxo de Zica que data del Siglo XIII, es una muestra de las mejores arquitecturas medievales serbias.

Parques Nacionales

Bosques inmensos y centenarios, extensiones de agua en las que habitan un gran número de especies vegetales y animales poco comunes...

Parque Nacional de Tara: Tara es uno de los espacios naturales más grandes y virgenes de Serbia. El área acoge 153 especies distintas de pajaros y alguno de los árboles más singulares de Europa, como la Picea Omorika, denominada popularmente “Reina de las especies endémicas europeas”.
Parque Nacional de Fruska Gora: Situado en las inmediaciones de Novi Sad, un área boscosa virgen con una excepcional diversidad de especies animales y vegetales.
“La Montaña Santa de Serbia”, como tradicionalmente se la conoce, Fruska Gora esconde bajo las densas sombras de tilos, robles y ojaranzos, un total de diecisiete monasterios ortodoxos de entre los Siglos XV y XVIII, cada uno de ellos un referente de su tiempo y estilo. Destacan por la fusión de estilos bizantino y barroco.
La mayoría fueron construidos entre los Siglos XV y XVI, cuando el patriarca de la capital huyó del imperio turco y se exilió en Sremski Karlovci. Los más conocidos son los monasterios de Krusedol y Hopovo.

Fotos
Home | Alemania | Austria | Bélgica | Francia | Grecia | Holanda | Inglaterra | Irlanda | Italia | Luxemburgo | Suiza
 
Ads

 
Menú
Países Bálticos
Rusia Imperial
Escandinavia
Europa Occidental
E. Continental
E. Mediterránea
Africa
Oriente Medio
América del Norte
América Central
Sudamérica
Caribe
Asia
Sudeste Asiático
Oceanía
Polinesia
Islas Exóticas
Tierra Santa
Historia Antigua
Maravillas de Asia
Rutas y Caminos
Desiertos
Montes
Volcanes
Home