Alaska, la Ultima Frontera

Alaska

La última frontera

Situado en el extremo Noroeste del continente americano, la Tierra Grande de los Aleutianos, una inmensa tierra de montañas, glaciares y bosques, con sus verdes valles, sus fiordos, cascadas y ríos, ofrece una belleza natural casi intacta. Alaska sugiere inmensidad, extensos espacios de naturaleza primitiva, costas casi infinitas, innumerables fiordos, glaciares, ríos y lagos, y espectaculares cadenas montañosas cubiertas de nieve. Una naturaleza salvaje en pleno apogeo.
Limita al Norte con el Océano Glaciar Ártico, al Sur con el Pacífico, al Este con Canadá y al Oeste con el Estrecho de Bering.

Geografía

Geografía
La Cordillera de Brooke al Norte, cerca del litoral ártico, y la elevada Cordillera de Alaska al Sur, prolongada por la Península de Alaska y el Archipiélago de las Aleutianas, enmarcan la cuenca del Yukón que se ensancha hacia el Estrecho de Bering que comunica el Océano Pacífico con el Artico. Atravesado por el Círculo Polar, Alaska tiene un clima duro.
El Archipiélago de las Aleutianas, que prolonga al Suroeste la Península de Alaska y limita por el Sur el Mar de Bering, se compone de varios grupos de islas, siendo los principales el de Fox con las Islas Unimark, Unalaska y Umnak, en el Nordeste; los de Andreanof y Rat en el centro, y el de Near, con las Islas Agattu y Attu en el Oeste.
En 1747, el danés Vitus Bering desembarcó en Alaska tomando posesión del territorio en nombre de Rusia. En 1867, el Zar Alejandro II vendió el territorio a Estados Unidos. Tras el descubrimiento del oro (1898) en la cuenca del Yukón, se convirtió en territorio de la Unión (1912) y posteriormente en Estado (1958) con capital en Juneau.

Alaska

Parques Nacionales

Parques Nacionales
• Parque Nacional Denali: El parque más espectacular de Alaska, por su variedad faunística (osos grizzly, caribús, lobos, alces, aves...) y su paisaje, bosques de abetos, herbosas tundras, picos graníticos cubiertos de nieve y hielo, y dominando todo el conjunto, el Monte Mckinley (6.194 metros), punto culminante de Norteamérica.
La Cordillera de Alaska, arco montañoso paralelo a la costa del Pacífico, forma una barrera topográfica entre la costa y el interior de Alaska. En el Norte de esta cordillera se levanta el macizo de McKinley rodeado por enormes glaciares: Muldrow y Peters en la vertiente Norte, Eldridge, Ruth, Tokoshina y Kahiltna al Sur. Las soledades heladas del McKinley se elevan en un paisaje de grandes ríos y altas montañas.
• Parque Nacional Katmai: Su paisaje es consecuencia de la explosión del volcán Novarupta en 1912. Entre su rica fauna sobresalen los osos, alces, zorros y lobos.
• Parque Nacional Glaciar Bay: Glaciares espectaculares que caen al mar formando icebergs marcan el final del pasaje de la región del Sudeste o autopista marítima. Montañas cubiertas de nieve, costas, profundos fiordos, ríos y lagos de aguas cristalinas, este variado paisaje alberga un mosaico de plantas y una variada fauna terrestre y marítima.
• Glaciar Mendenhall: Esta enorme masa de hielo de tonos azules forma parte del grandioso campo de hielo de Juneau, la capital política de Alaska.
• Monumento Nacional de Misty Fiords: Altas cumbres elevándose desde el mar, cimas limadas por glaciares, cascadas...
• Reserva Nacional de los Ríos Yukon y Charley: La fauna salvaje incluye halcones peregrinos, osos pardos y grizzly, alces, lobos y caribús.
• Kenai: El río Kenai se desliza a través de un espectacular paisaje de bosques, lagos y cascadas, rico en fauna salvaje.
• Lake Clark National Park and Preserve: Creado para proteger la belleza natural de la zona: volcanes, glaciares, ríos y cascadas, y la fauna y flora de la región, así como el modo de vida tradicional de los residentes locales.
• Kobuk Valley National Park: Miles de caribús cruzando las esculpidas dunas de arena, el río Kobuk, Onion Portage... son algunos de los alicientes de esta región. El río Kobuk ha sido durante siglos la única vía de comunicación tanto para los animales como para la población que emigran hacia Onion Portage.
• Las cordilleras de Alaska, Chugach y Wrangell-Saint Elias forman el mayor parque natural de Norteamérica: numerosos glaciares y cumbres que sobrepasan los 5.000 metros, incluído el Monte Saint-Elías (5.489 metros), el segundo pico más alto de los Estados Unidos, conforman este magnífico paisaje.

Galería

Galería

Ciudades

Ciudades
• Juneau: La Capital, situada a orillas del fiordo de Lynn, en la costa meridional del Estado, a los pies del Monte Juneau es un destino privilegiado para la visita de los glaciares. Fué fundada en 1880 tras el descubrimiento del oro. Iglesia Ruso-Ortodoxa de San Nicolás, edificada en 1894, la más antigua de las iglesias originales rusas del Sudeste de Alaska.
• Anchorage: Principal ciudad de Alaska, situada junto al Golfo de Cook Inlet, entre los Montes Chugach al Este y la Ensenada de Knik Arm of Cook al Oeste, disfruta de vistas excepcionales. Ofrece un magnífico paisaje de montañas, bosques, ríos y tundra.
• Petersburg: Frederick Sound, en el Noroeste de la ciudad, es uno de los mejores sitios para avistar ballenas jorobadas.
• Ketchikan: En la Isla de Revillagigedo, al Sur de Alaska, ofrece, junto a Sitka, el mejor conjunto de tótems de la región. Las mejores muestras se encuentran en el Totem Bright State Park y en Saxman Totem Park. Aldea pesquera activa y punto de partida para conocer las islas y canales del Sudeste, a través de los estrechos y zigzagueantes fiordos.
• Sitka: Situado en la Isla Baranof y protegido por una miriada de islotes y el Cabo Edgecumbe, al pie del volcán Edgecumbe que se eleva a unos 975 metros sobre la ciudad. Sitka fué la capital de la comunidad Ruso-americana cuya influencia aún se hace sentir en la zona. Resalta la Catedral de St. Michael, coronada por magníficas cúpulas de cobre y cruces doradas.
• Valdez: Está situado en la orilla Norte de Puerto Valdez, en un profundo fiordo en el Estuario del Príncipe William.